Publicado el Deja un comentario

¿Cuál es el origen de la noche de Halloween?

Cuando llega octubre somos invadidos con fantasmas y calabazas, con cuentos de miedo y el quejido de vivos que critican que nos estamos americanizando y que ya no se celebra la noche de difuntos con la solemnidad que realmente corresponde a la fiesta cristiana. Pero la realidad es que dichos fantasmas y calabazas tienen más que ver con la magia de esa noche que el pesar severo hoy en día, pues las festividades de difuntos cristianas que se celebran en estas fechas tienen su origen en la última festividad de la cosecha del calendario de los antiguos celtas.

¿Cuándo nació Halloween?

No voy a entrar en aburriros con fechas pero para que entendáis el proceso de cristianización en Europa fue un proceso lento, aunque el emperador Constantino declaró el cristianismo como religión oficial del imperio, no se instaló en un par de años. Y es que el imperio era un crisol de culturas que, aunque se habían romanizado en una parte, seguían conservando elementos culturales propios como era la religión.

Una de las culturas más expandidas en Europa fue la celta, a pesar de que nunca tuvo un corazón central ni una jerarquía política común como lo tuvo Roma, sí compartía cultura y religión, así como las festividades. El pueblo celta habitó desde la zona germana, el valle del Danubio, a las islas británicas, así como en Francia o en la propia Península Ibérica, donde su cultura se mezcló con la de los iberos. En estas noches celebraban la noche de Samhain, la cual la iglesia, al no poder erradicar la festividad ya que era parte del ADN de estos pueblos, hizo como con muchas otras, la hizo suya. Esto ocurrió más o menos en el alto medievo, época en la que empezó a celebrarse la festividad de todos los santos.

¿Qué es la noche de Samhain?

Samhain significa fin del verano y era el nombre de una festividad que los antiguos celtas celebraban en torno a la fecha del 31 de octubre. Aunque ellos establecían el cálculo adecuado en base a la luna, buscando la lunación de mitad de la estación. Esta noche marcaba el final de la época luminosa del año dando paso a la época oscura que duraría hasta mayo. Era la última fiesta de la cosecha y para ella todo debía estar ya cosechado, pues aquello que no era cosechado para entonces quedaba como ofrenda para Caileach Berry y otros espíritus invernales.

Esa noche se encendían grandes hogueras a las que se llevaba a bendecir el ganado, mientras que aquellos ejemplares que no se valoraban lo suficientemente fuertes como para superar el invierno eran sacrificados para que su carne alimentara a la tribu durante el largo invierno.

halloween

El velo entre mundos era muy fino y se creía que los espíritus de los muertos acudían a visitar a los seres vivos. Por eso se colocaban luces en las ventanas para alumbrar el camino de los seres queridos y ancestros que morasen en el mundo espiritual, se dejaban sitios vacíos en la mesa y junto al fuego reservados para estos, así como dejaban manzanas y otros alimentos en las acera como ofrenda a los espíritus perdidos que no eran capaces de encontrar su hogar.

Existía también la figura del embajador de los muertos, una persona dentro de la tribu, generalmente en una situación de vulnerabilidad que era alimentado con la comida que iba a ser destinada a los espíritus, ya que cuidar de la persona más débil era una forma de honrar el espíritu de la tribu, de los antepasados y de aquellos que los dejaron. Estos embajadores de muertos se disfrazaban de ánimas perdidas y es un poco la semilla de la costumbre de pedir golosinas conocido como truco o trato que nuestros niños se están aficionando.

Conexión con el mundo espiritual

Esa noche los reinos de las hadas abrían sus puertas y los mortales podían asomarse a vislumbrar sus cuevas y palacios. Aunque las gentes de esa época lo evitaban ya que las hadas eran temidas y respetadas, conscientes de que eran seres inmortales representantes de las fuerzas de la naturaleza.

Dentro de la tradición Wiccana, esta noche marca la muerte del Dios para posteriormente renacer a través del vientre de la Diosa, pasando de ser el Señor del Sol y del grano al Señor del Reino de los Muertos.

Simbolismo Esotérico

– La muerte tanto a un nivel físico como simbólico.

– Honra a los antepasados y a los seres queridos que han cruzado al otro lado.

– Comunicación con los Espíritus.

– Práctica de la adivinación.

– Reflexión sobre nuestras debilidades en busca de aceptarlas y superarlas.

– Reflexión sobre los sacrificios realizados durante el ciclo y agradecimiento por los frutos obtenidos.

– Protección ante la época oscura del año.

Una forma simple de celebrar Samhain

Aunque son muchas las brujas que hacen grandes y celebraciones esa noche otras lo celebran en soledad y de forma simple. Si quieres celebrarlo de forma simple puedes hacerlo de la siguiente forma:

– Come o bebe algo con manzana, calabaza o granada ya que son frutos típicos de esta estación.

– Pasea al aire libre y dedica tu tiempo en apreciar y reflexionar sobre el otoño: valora los cambios que aporta, como la tierra parece irse a dormir para la primavera, cuan necesaria son sus lluvias tras el ardiente verano…

– Recuerda a tus seres queridos fallecidos y a tus ancestros. Enciéndeles alguna vela, ve su película favorita, dedícales una canción.

Samhain no es una fecha para grandes trabajos mágicos si no un momento de conciencia y agradecimiento.

halloween

Otras formas de celebrarlo

Muchas brujas si llevan a cabo complejos rituales y celebran cenas especiales esta noche. Aquí os dejo algunas ideas para vuestras celebraciones:

– Honrar a los muertos: construye un altar o dedica el tuyo a tus ancestros y seres queridos fallecidos. Usa fotos, ponles ofrendas con su comida favorita y otras cosas que pudieran agradarles en vida.

– Celebra un banquete en honor a los espíritus, invita a tus amigos y familiares y reserva un lugar para los visitantes del mundo espiritual.

– Investiga tu historia familiar, escríbela y léela durante tu ritual.

– Visita a tus seres queridos en el cementerio y cuida de sus tumbas.

– Bebe sidra de manzana (o vino) templada y especiada.

– Practica la adivinación o consulta a alguien que las practique.

– Escribe metas y objetivos y quémalos.

– Recolecta plantas y prepáralas esa noche para usarlas durante el invierno.

– Haz una limpieza de otoño, incluidos tus útiles mágicos y líbrate de los que no uses o ya no se puedan usar.

– Construye tu propia escoba mágica.

– Graba una calabaza con símbolos de protección y coloca dentro de ella una vela blanca, vestida con pachulí y dedícala a los espíritus.

Correspondencias mágicas

Esta sección podéis encontrar piedras, plantas, colores y aromas que podéis incorporar a vuestros rituales de estos días.

Piedras

Todas las piedras negras, cuarzo hialino, ambar, turquesa, cuarzo ahumado, berilo, flourita, adularia, lapislázuli, heliotropo, peridoto y ojo de tigre.

Colores

Naranja, Amarillo, negro, morado, para, oro y blanco.

Símbolos

Fuego, escobas, campos de calabazas, Jack-o-laterns (calabazas talladas), nueces, bellotas y manzanas.

Hierbas

Artemisa, mandrágora, canela, salvia, pimienta negra, avellano, romero, pimienta de Jamaica y hierba gatera.

Flores

Violeta africana, cactus, clavel y diente de león.

Incienso

Sangre de dragón, Sándalo, canela, heliotropo, menta, nuez moscada, mirra y pachuli.

Publicado el Deja un comentario

Ritual para homenajear a los espíritus y pedir su protección

¡Hola a todos!

Como ya os conté, Samhain no es una noche de grandes trabajos mágicos, sino que es un momento en la que se honra a los antepasados y en la que pedimos su protección frente a épocas oscuras. No se hacen grandes peticiones porque en estos días en los que el velo con el mundo espiritual está más fino las energías están descontroladas… ¿Os bañaríais en una playa con bandera roja? ¿Con olas de varios metros y una fuerte resaca? Creo que todos tenemos clara una respuesta negativa y es por eso que las brujas, las de verdad, realizamos esta noche otros trabajos más sutiles en vez realizar enormes trabajos.

En la noche de Samhain lo habitual es honrar a los antepasados, agradecer lo recibido y pedir protección para el ciclo que se abre ante nosotros. Es un momento de recogimiento en el que se percibe como la naturaleza se prepara para invernar, por lo que a nivel mágico es un momento de trabajo interior en vez de buscar la manifestación de objetivos.

Así que paso a compartir un pequeño ritual para celebrar esta noche.

Ritual para honrar a los espíritus

El objetivo es homenajear a los espíritus y pedir su protección de cara al reinado de las largas noches. He intentado ser neutral en cuanto al tipo de entidades, ya que aunque yo soy wiccana entiendo que muchos de vosotros no lo seréis. Por lo tanto no hago mención a los dioses wiccanos ni a otros dioses paganos porque no se debe trabajar con entidades que no se conozcan y mucho menos sin tener fe, pues algunas pueden ofenderse.

Preparativos Previos

Necesitaremos un espacio tranquilo en el que poder contar con una superficie despejada que no esté a ras de suelo. Una vez elegido el espacio comenzaremos a prepararlo para una práctica espiritual segura.

Lo primero es preparar el espacio limpiándolo, podemos hacerlo de varias formas:

– Sahumando el espacio con salvia o palo santo. Llenando la habitación con el humo mientras caminamos en sentido contrario las agujas del reloj.

-Fregando con agua con sal marina el suelo desde el interior de la habitación hacia el exterior. Si tenéis el mar cerca directamente usa agua de mar.

También es importante limpiarse energéticamente uno mismo. Podemos hacerlo de las siguientes formas:

– Duchándonos con jabón de ruda o romero.

– Sahumándonos con salvia o palo santo

– Dándonos un baño en el mar o con agua con sal marina.

Una vez limpios es importante vestirse con ropa limpia y cómoda.

Os he añadido estos pasos previos para que trabajéis de forma segura en el plano energético porque no hay que hacer el ritual en un espacio energético sucio o con nosotros impregnados por las malas energías que vamos absorbiendo a veces como esponjitas y otras cargando con las nuestras propias que hemos emitido en estados emocionales no muy positivos.

Para mí la higiene mágica es fundamental ya que evita que energías no deseadas intervengan en nuestros rituales y puedan alterar sus resultados.

Materiales para el ritual

– Velas: 1 blanca, 1 morada o purpura y 1 negra.

– Manzanas o granadas.

– Turmalina negra, no de colgante si no una pieza grande, para colocarla luego en el hogar.

– Fotos y objetos relacionados con nuestros ancestros y seres queridos.

– Incienso de sangre de dragón.

– Plato con sal.

– Copa con agua.

Salvo la turmalina negra y el incienso de dragón, los demás objetos son fáciles de encontrar y podéis tenerlos más o menos a vuestro alcance por casa. Aparte de estos elementos podéis embellecer el altar utilizando los elementos asociados a la época incluidos en las listas de mi artículo anterior.

Levantando el espacio del altar

Con la habitación lista y los elementos a mano llega el momento de levantar el altar. Coloca los elementos a tu gusto, aunque manteniendo las tres velas en el centro y con espacio suficiente para no dañar nada, podéis colocarlas dentro de una cazuela de barro ya que están preparadas para resistir altas temperaturas.

Una vez colocado todo, vamos a visualizar como una luz desciende desde el cielo e ilumina la zona y diremos lo siguiente.

«Este es un espacio sagrado, un espacio destinado a ser un punto de encuentro con los espíritus, un lugar de paz y amor, de alegría y confianza, donde sólo los buenos espíritus y las buenas energías son bienvenidos»

De esta forma bendecimos el lugar y nos aseguramos de que ninguna mala energía nos venga a perturbar.

Reforzando las protecciones

Es una noche un poco movida a nivel energético por lo que voy a mostraros otro método de protección para vuestro ritual. Os vais a sentar, cerraréis los ojos y visualizaréis como de vuestras espaldas salen ramas doradas que van a crear una cúpula de luz dorada a vuestro alrededor.

rito halloween

Empezando el ritual

Lo primero que vamos a hacer es encender el incienso que lo haremos con el siguiente conjuro:

«Bendito aire que soplas del este, trae contigo mensajes de luz y amor, mantén lejos la sombra y las desgracias, trae la protección y la fuerza de la espada y la suavidad de la pluma. Bendice este ritual»

Después vamos a tomar una pizca de sal y la vamos a verter en el cáliz con agua:

“Bendita agua cuyo vientre es la caldera del renacimiento, bendita tierra útero del que nace todo, agua y sal, océano y matriz, bendecid este ritual y alejad con vuestras corrientes cualquier mal.”

A continuación encenderemos la primera vela, en este caso la blanca:

“Llama sagrada, llama bendita, ilumina esta larga noche, esta noche de sombra. Muestra el camino a casa para todas las almas perdidas, a todos a los que han perdido su camino ilumínalos para vuelvan a encontrar el sendero. Esta llama ilumina la noche, esta llama combate las sombras.”

Ahora prendemos la vela purpura:

“Llama sagrada, llama del hogar, recibe a aquellos con los que comparto sangre y linaje espiritual, guías, ancestros y seres queridos. Sed bienvenidos esta noche, bendita sea vuestra presencia guía y compañía”.

Por ultimo encendemos la vela de color negro:

“Llama sagrada, llama purificadora, que tu luz aleje las sombras, que tu luz proteja mi hogar y ningún mal espíritu en ella pueda entrar. Quema las sombras, la envidia y las energías que busquen dañar a los habitantes de este hogar.”

Después vamos a tomar la fruta y la vamos a partir por la mitad. Una de las partes nos la vamos a comer, la otra la vamos a reservar para los espíritus y luego la llevaremos al exterior para dejarlo como ofrenda:

“Fruta sagrada, alimenta sus almas como alimentas mi espíritu, nutre de abundancia este hogar como los espíritus son alimentados en la tierra del eterno verano. Sé alimento para aquellos que aún no han encontrado el camino hasta su descanso y da fuerza sus espíritus para hacerlo.”

A continuación vamos a tomar la turmalina negra por el humo del incienso:

“Bendito Aire, limpia esta gema de aquellas energías que pueda traer del camino que ha recorrido hasta llegar aquí. Bendice este fruto de la tierra y dótalo de tu fuerza para alejar las sombras y las malas energías”

Después vamos a sumergirla durante un instante en el agua con sal:

“Agua y Tierra, que benditas forman el océano matriz de todo, que vuestra esencia nutra su esencia purificadora, que vuestra fuerza sea mi escudo y vuestro útero transforme toda energía negativa que intente afectar este hogar, transformándola en luz, paz y amor para sus habitantes.”

Después la pasamos cerca de la primera llama:

“Llama sagrada, guíanos e ilumina nuestro camino, muéstranos siempre el camino para volver a casa seguros.”

Ahora la pasamos por la llama de la vela morada:

“Llama sagrada, que la mano de nuestros guías, seres queridos, y ancestros esté ahí cuando estemos perdidos, que su voz siempre nos aconseje y su amor permanezca junto a nosotros.”

Por último, la pasamos por la llama de la vela de color negro:

“Llama sagrada, que tu fuerza purificadora y protectora permanezca siempre prendida en este hogar, que ningún mal espíritu pueda penetrar entre sus muros y ningún mal nos pueda afectar.”

Agradecemos y despedimos el ritual. Cerrar los rituales es tan importante como protegerse al principio, no cerrar un ritual puede hacer que se queden presencias rondando cerca, por lo tanto es tan importante dar las gracias y despedir las fuerzas como saber cómo llamarlas.

“Espíritus amados, sagrados elementos, gracias por participar en este rito y compartir vuestras bendiciones. Ahora partid en paz si es vuestro deseo y/o permaneced a nuestro lado. Benditos seáis. Hasta que nos volvamos a encontrar”

Después dejáis consumir las velas y colocáis la turmalina como decoración en el salón de la casa. Lleváis la fruta al exterior como ofrenda, y recogéis con normalidad.

Ya sabéis que estoy muy cerca para ayudarte en todo lo que necesites.

Alma Luna

Publicado el Deja un comentario

Realiza una ofrenda a tus seres queridos fallecidos el 1 de noviembre

¡Hola amigos!

La tradición de Halloween se celebra en la noche del 31 de octubre, sobre todo en países como Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido, pero se ha ido extendiendo en otros lugares como España y Latinoamérica.

Sus raíces están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain y la festividad cristiana del día de Todos los Santos. Se trata de un festejo secular.

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el mundo espiritual se estrechaba con la llegada del Samhain. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados, mientras que los espíritus dañinos eran alejados.

Otra práctica común era la adivinación, que a menudo implicaba el consumo de alimentos y bebidas.

Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces. Este día se asocia con los colores naranja, negro y morado y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o’-lantern.

A continuación, os voy a ofrecer un ritual para una fecha tan especial. ¡Recuerda que es una de las noches más mágicas del año!

halloween

Ofrenda a nuestros seres queridos

Conseguiremos una calabaza mediana o grande y vaciamos su interior. Después, cortaremos con cuidado la base superior, la misma que posteriormente nos servirá para tapar.

En el interior de la calabaza pondremos elementos como dulces, pétalos de flores blancas, rosas, azules y verdes. Sobre todo, no pueden faltar castañas. Por ejemplo, podemos añadir una castaña para nosotros y una por cada familiar o amigo que queremos que estén representados.

A continuación, escribiremos nuestras peticiones, pero siempre deben ser concretas y claras y sirvan para nuestro mayor bien y en consonancia con el universo. Lo ideal es que el papel sea de color amarillo y se escriba el deseo con tinta roja.

Posteriormente, lo dejaremos en el interior de la calabaza junto a la castaña que nos representa y la vela de color blanco, la cual debe encenderse en este momento. Pediremos a la energía del cosmos, a la divinidad y a nuestros guías para que nos inspiren y nos envuelvan durante este rito y así se concedan nuestras peticiones, siempre que sean para nuestro bien.

Cuando la vela se haya consumido, tapamos la calabaza con su base y lo dejamos así todo el día 1 de noviembre. Al día siguiente, ofreceremos la castaña que pertenezca a cada uno de nuestros allegados para tenerla siempre encima durante todo el año como símbolo de poder y protección. El año que viene ese fruto, por la misma fecha y en la noche del 31 de octubre, lo ofreceremos a la madre tierra de donde vino.

Los restos de vela lo desechamos, mientras que los dulces y las flores pueden ser ofrecidos a la naturaleza en algún rincón especial como el pie de un árbol, pero sin llegar a enterrarlos. Las peticiones las podemos guardar dentro de una cajita junto a una hojita de laurel hasta que se cumpla. Cuando llegue ese día, hay que quemar la petición.

flores blancas

No podemos olvidar que es un día muy especial para mantener un diálogo interior desde nuestra alma hacia la de los seres queridos fallecidos y a los que queremos hacer una ofrenda. Para ello, bastará flores blancas, una vela blanca por cada uno de nuestros seres y una copa de agua para que les llegue luz y podamos transmitirles y ofrecerles todo nuestro amor y agradecimiento. Hay que dejar que las velas se consuman hasta el final y recuerda que siempre deben ser encendidas con una cerilla de madera. Para concluir, tiraremos esa agua y los restos de vela que puedan quedar.

¡Ah! Es un día que tradicionalmente se comen castañas asadas. Aprovecha para consumirlas porque ayudan a purificar el cuerpo y nos llenan de muy buenas y mágicas propiedades.

Muy feliz y mágico Halloween a todos.

Carlos Carbajal, tu brujo espiritual.

Publicado el Deja un comentario

Secretos de bruja: ¿Qué no se puede hacer en Halloween?

¡Hola a todos!

Se acerca el 31 de octubre o lo que es lo mismo: Halloween. Son muchas las quejas por la festividad y por cómo se ha transformado, ya que ahora parece que es más importante disfrazarse y tomar caramelos que recordar a la gente que se nos ha ido. Por todo ello, os quiero hablar en primer lugar de su historia.

Nacimiento de Halloween

Según una antigua tradición celta, es el día 31 de octubre cuando, por la noche, se abren las fronteras entre lo natural y lo sobrehumano. Es decir, ya no hay distancia que separe y los muertos sacaban provecho para deambular por el mundo al que una vez pertenecieron: el de los vivos.

El ritual de origen del que nació lo que conocemos hoy en día era denominado Samhain o bien la noche del Caballero de la Muerte. Era una noche para hacer grandes fogatas con enormes ofrendas de animales y, según una tradición, también a seres humanos. Y es que se creía que los espíritus tenían la posibilidad de volver reencarnado en otro cuerpo y la tradición celta pasó a llevar a cabo algunos ritos para defenderse o bien para evitar que su cuerpo fuera ocupado por otro. Y nada mejor que tener contentos a los espíritus que con regalos.

Dicha tradición se mantuvo y cuando los inmigrantes europeos, especialmente los irlandeses, llegaron a Estados Unidos y mostraron su fiesta, Halloween se transformó hasta ser lo que conocemos a día de hoy.

halloween

¿Qué no se puede hacer en Halloween?

Desde la antigüedad, en el mundo cristiano las fiestas de difuntos son los días 1 y 2 de noviembre. También se realizaban cerca del fuego, además de comer dulces. El ambiente y el aroma de las velas hacían que se volviera un clima perfecto para contar leyendas de miedo como las que tratan de apariciones.

Son días muy especiales para la magia y la hechicería, pero hay que evitar lo siguiente:

– En primer lugar, en estos días y siempre hay que respetar los cementerios.

– Es mejor cubrir los espejos y procurar no asomarse.

– No se debe matar ningún animal ni ir de caza.

– Por la noche, al ser tan especial, deja algo caliente en casa porque las ánimas tienen frío. Asimismo, deja la mesa sin recoger para invitar a tus espíritus a sentarse.

Es un gran momento para realizar magia, pero hay que tener mucho cuidado. Aunque no sean visibles, los espíritus merecen un gran respeto por todos. ¡Y a disfrutar!

Un abrazo

María Jesús Cámara

Publicado el Deja un comentario

¿Cuál es el origen de la noche de Halloween?

Cuando llega octubre somos invadidos con fantasmas y calabazas, con cuentos de miedo y el quejido de vivos que critican que nos estamos americanizando y que ya no se celebra la noche de difuntos con la solemnidad que realmente corresponde a la fiesta cristiana. Pero la realidad es que dichos fantasmas y calabazas tienen más que ver con la magia de esa noche que el pesar severo hoy en día, pues las festividades de difuntos cristianas que se celebran en estas fechas tienen su origen en la última festividad de la cosecha del calendario de los antiguos celtas.

¿Cuándo nació Halloween?

No voy a entrar en aburriros con fechas pero para que entendáis el proceso de cristianización en Europa fue un proceso lento, aunque el emperador Constantino declaró el cristianismo como religión oficial del imperio, no se instaló en un par de años. Y es que el imperio era un crisol de culturas que, aunque se habían romanizado en una parte, seguían conservando elementos culturales propios como era la religión.

Una de las culturas más expandidas en Europa fue la celta, a pesar de que nunca tuvo un corazón central ni una jerarquía política común como lo tuvo Roma, sí compartía cultura y religión, así como las festividades. El pueblo celta habitó desde la zona germana, el valle del Danubio, a las islas británicas, así como en Francia o en la propia Península Ibérica, donde su cultura se mezcló con la de los iberos. En estas noches celebraban la noche de Samhain, la cual la iglesia, al no poder erradicar la festividad ya que era parte del ADN de estos pueblos, hizo como con muchas otras, la hizo suya. Esto ocurrió más o menos en el alto medievo, época en la que empezó a celebrarse la festividad de todos los santos.

¿Qué es la noche de Samhain?

Samhain significa fin del verano y era el nombre de una festividad que los antiguos celtas celebraban en torno a la fecha del 31 de octubre. Aunque ellos establecían el cálculo adecuado en base a la luna, buscando la lunación de mitad de la estación. Esta noche marcaba el final de la época luminosa del año dando paso a la época oscura que duraría hasta mayo. Era la última fiesta de la cosecha y para ella todo debía estar ya cosechado, pues aquello que no era cosechado para entonces quedaba como ofrenda para Caileach Berry y otros espíritus invernales.

Esa noche se encendían grandes hogueras a las que se llevaba a bendecir el ganado, mientras que aquellos ejemplares que no se valoraban lo suficientemente fuertes como para superar el invierno eran sacrificados para que su carne alimentara a la tribu durante el largo invierno.

halloween

El velo entre mundos era muy fino y se creía que los espíritus de los muertos acudían a visitar a los seres vivos. Por eso se colocaban luces en las ventanas para alumbrar el camino de los seres queridos y ancestros que morasen en el mundo espiritual, se dejaban sitios vacíos en la mesa y junto al fuego reservados para estos, así como dejaban manzanas y otros alimentos en las acera como ofrenda a los espíritus perdidos que no eran capaces de encontrar su hogar.

Existía también la figura del embajador de los muertos, una persona dentro de la tribu, generalmente en una situación de vulnerabilidad que era alimentado con la comida que iba a ser destinada a los espíritus, ya que cuidar de la persona más débil era una forma de honrar el espíritu de la tribu, de los antepasados y de aquellos que los dejaron. Estos embajadores de muertos se disfrazaban de ánimas perdidas y es un poco la semilla de la costumbre de pedir golosinas conocido como truco o trato que nuestros niños se están aficionando.

Conexión con el mundo espiritual

Esa noche los reinos de las hadas abrían sus puertas y los mortales podían asomarse a vislumbrar sus cuevas y palacios. Aunque las gentes de esa época lo evitaban ya que las hadas eran temidas y respetadas, conscientes de que eran seres inmortales representantes de las fuerzas de la naturaleza.

Dentro de la tradición Wiccana, esta noche marca la muerte del Dios para posteriormente renacer a través del vientre de la Diosa, pasando de ser el Señor del Sol y del grano al Señor del Reino de los Muertos.

Simbolismo Esotérico

– La muerte tanto a un nivel físico como simbólico.

– Honra a los antepasados y a los seres queridos que han cruzado al otro lado.

– Comunicación con los Espíritus. 

– Práctica de la adivinación.

– Reflexión sobre nuestras debilidades en busca de aceptarlas y superarlas.

– Reflexión sobre los sacrificios realizados durante el ciclo y agradecimiento por los frutos obtenidos.

– Protección ante la época oscura del año.

Una forma simple de celebrar Samhain

Aunque son muchas las brujas que hacen grandes y celebraciones esa noche otras lo celebran en soledad y de forma simple. Si quieres celebrarlo de forma simple puedes hacerlo de la siguiente forma:

– Come o bebe algo con manzana, calabaza o granada ya que son frutos típicos de esta estación.

– Pasea al aire libre y dedica tu tiempo en apreciar y reflexionar sobre el otoño: valora los cambios que aporta, como la tierra parece irse a dormir para la primavera, cuan necesaria son sus lluvias tras el ardiente verano…

– Recuerda a tus seres queridos fallecidos y a tus ancestros. Enciéndeles alguna vela, ve su película favorita, dedícales una canción.

Samhain no es una fecha para grandes trabajos mágicos si no un momento de conciencia y agradecimiento.

halloween

Otras formas de celebrarlo

Muchas brujas si llevan a cabo complejos rituales y celebran cenas especiales esta noche. Aquí os dejo algunas ideas para vuestras celebraciones:

– Honrar a los muertos: construye un altar o dedica el tuyo a tus ancestros y seres queridos fallecidos. Usa fotos, ponles ofrendas con su comida favorita y otras cosas que pudieran agradarles en vida.

– Celebra un banquete en honor a los espíritus, invita a tus amigos y familiares y reserva un lugar para los visitantes del mundo espiritual.

– Investiga tu historia familiar, escríbela y léela durante tu ritual.

– Visita a tus seres queridos en el cementerio y cuida de sus tumbas.

– Bebe sidra de manzana (o vino) templada y especiada.

– Practica la adivinación o consulta a alguien que las practique.

– Escribe metas y objetivos y quémalos.

– Recolecta plantas y prepáralas esa noche para usarlas durante el invierno.

– Haz una limpieza de otoño, incluidos tus útiles mágicos y líbrate de los que no uses o ya no se puedan usar.

– Construye tu propia escoba mágica.

– Graba una calabaza con símbolos de protección y coloca dentro de ella una vela blanca, vestida con pachulí y dedícala a los espíritus.

Correspondencias mágicas

Esta sección podéis encontrar piedras, plantas, colores y aromas que podéis incorporar a vuestros rituales de estos días.

Piedras

Todas las piedras negras, cuarzo hialino, ambar, turquesa, cuarzo ahumado, berilo, flourita, adularia, lapislázuli, heliotropo, peridoto y ojo de tigre.

Colores

Naranja, Amarillo, negro, morado, para, oro y blanco.

Símbolos

Fuego, escobas, campos de calabazas, Jack-o-laterns (calabazas talladas), nueces, bellotas y manzanas.

Hierbas

Artemisa, mandrágora, canela, salvia, pimienta negra, avellano, romero, pimienta de Jamaica y hierba gatera.

Flores

Violeta africana, cactus, clavel y diente de león.

Incienso

Sangre de dragón, Sándalo, canela, heliotropo, menta, nuez moscada, mirra y pachuli.

 

Publicado el Deja un comentario

Ritos mágicos de HALLOWEEN

La celebración del día de Halloween, o la moderna conmemoración de la Víspera de Todos los Santos, tiene un origen celta (dominaban el oeste y el centro de Europa en aquellos años) y se remonta a los rituales de los Druidas. Los Druidas, cuyo nombre probablemente significaba «verdadero adivino», eran los sacerdotes celtas que, además, practicaban la magia y eran los instructores de la juventud en temas como la astrología, la magia y las misteriosas cualidades de las plantas y de los animales.

 La noche del 31 de octubre, víspera del primero de noviembre, los celtas celebraban el inicio del nuevo año y el final del verano (para ellos el año se dividía en sólo dos estaciones, la de invierno y la de verano). Las comunidades celtas otorgaban a esta fecha una gran importancia porque era el momento del año en el que se hacían las recolecciones y matanzas para el aprovisionamiento. Esa noche también era propicia para examinar los presagios del futuro. Se encendían enormes hogueras y se dedicaba esa noche a Samhain, el caballero de la muerte. Se sacrificaban animales para aprovisionarse para el invierno y como protección contra los malos espíritus (pensaban que los espíritus de los muertos regresaban a sus hogares durante esa noche a pedir alimentos, y maldecían si no se accedía a sus peticiones). De ahí la costumbre de los niños de disfrazarse de espíritus y pedir golosinas a las puertas de las casas.

 

 Quien quiera celebrar Halloween “a la americana” que lo haga, pero si queréis recuperar el espíritu místico original de la fiesta, reuniros con vuestros amigos y celebrad el ritual de la queimada.

 

CONJURO DE LA QUEIMADA (traducción del original en gallego)

 Búhos, lechuzas, sapos y brujas.

Demonios maléficos y diablos, espíritus de las nevadas vegas.

Cuervos, salamandras y meigas, hechizos de las curanderas.

Podridas cañas agujereadas, hogar de gusanos y de alimañas.

Fuego de las almas en pena, mal de ojo, negros hechizos, olor de los muertos, truenos y rayos.

Ladrido del perro, anuncio de la muerte; hocico del sátiro y pie del conejo.

 

Pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo.

Infierno de Satán y Belcebú, fuego de los cadáveres en llamas, cuerpos mutilados de los indecentes, pedos de los infernales culos, mugido de la mar embravecida.

 

Vientre inútil de la mujer soltera, maullar de los gatos en celo, pelo malo y sucio de la cabra mal parida.

 

Con este cazo levantaré las llamas de este fuego que se parece al del infierno, y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas.

 

¡Oíd, oíd! los rugidos que dan las que no pueden dejar de quemarse en el aguardiente quedando así purificadas.

 

Y cuando este brebaje baje por nuestras gargantas, quedaremos libres de los males de nuestra alma y de todo embrujamiento.

 

Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, a vosotros hago esta llamada: si de verdad tenéis más poder que la gente humana, aquí y ahora, haced que los espíritus de los amigos que están fuera, participen con nosotros de esta queimada.

 

Como cada año, espero que participéis de este poderoso ritual de Renovación y petición de Deseos que realizaré a partir del día 26 de Octubre en mi programa en directo de 12 a 14 horas

Os espero.

 

María Jesús Cámara