Publicado el Deja un comentario

La Corona de Adviento

La corona de Adviento es una tradición cristiana que simboliza el transcurso de las cuatro semanas del Adviento. Consiste en una corona de ramas (generalmente de Pino o abeto) con cuatro (o en ocasiones cinco) velas. Comenzando el primer domingo de Adviento, el encendido de una vela puede acompañarse de la lectura de la Biblia y oraciones. Durante las siguientes tres semanas se encienden el resto de las velas hasta que, en la semana anterior a la Navidad, las cuatro velas están encendidas. Algunas coronas de Adviento incluyen una quinta vela, llamada «vela de Cristo», que se enciende en la Navidad.

La tradición del Adviento tiene orígenes propios, hace dos mil años atrás. Para poder ayudar a los fieles, en su mayoría dedicados a la agricultura, el calendario de la Iglesia, al igual que el de los judíos, musulmanes y paganos era estacional en aquellos tiempos, combinando las fechas señaladas, celebraciones y rituales con las labores propias de sus creyentes. El Adviento coincide en el hemisferio NORTE con el invierno, con los días cortos y poco luminosos que preceden a la Navidad. El nacimiento de Cristo comenzó a celebrarse el 25 de diciembre de cada año ocupando el lugar de las saturnales y el Dies Natalis Solis Invicti, Festival del Nacimiento del Sol Inconquistado, festividad romana dedicada al Sol Invictus y vinculada al solsticio de invierno.

El anillo corona de ramas de árbol perenne  decorado con velas era un símbolo en el norte de Europa mucho antes de la llegada del cristianismo, que al igual que con otras tradiciones acabó siendo integrado en su simbología. El círculo es un símbolo universal relacionado con el ciclo ininterrumpido de las estaciones, mientras que las hojas perennes y las velas encendidas significan la persistencia de la vida en mitad del duro y oscuro invierno. Algunas fuentes sugieren que la corona, reinterpretada como un símbolo cristiano, era de uso común en la Edad Media, mientras que otras consideran que no se estableció como tradición cristiana hasta el siglo XVI en Alemania. El uso como calendario previo al día de Navidad se atribuye ampliamente a Johann Hinrich Wichern (1808-1881), un pastor protestante alemán, pionero en el trabajo misionario entre los pobres de las ciudades. Era 1839, y los niños de una escuela que Wichern había fundado preguntaban a diario si el día de Navidad había llegado. El pastor construyó un anillo de madera, hecho con una vieja rueda de carreta, con diecinueve velas rojas pequeñas y cuatro velones blancos. Encendieron una vela pequeña cada día de la semana durante el Adviento, y los domingos, una de las cuatro velas grandes.

Como en años anteriores, únete conmigo en este hermoso rito. Son tiempos difíciles, y es importante para mí que recuperéis el bienestar y la armonía, es por ello que juntos pediremos la luz para el año venidero. Cada semana hasta el 24 de Diciembre tienes una luz encendida invocada para ti, os espero en mi programa en directo.

 

María Jesús Cámara

 

Publicado el Deja un comentario

Patronas y Patronos de España

Asturias. Virgen de Covadonga, conocida popularmente como La Santina. Su fiesta se celebra el 8 de Septiembre.

 

Cantabria. La Virgen de la Bien Aparecida. Se celebra el 15 de Septiembre.

 

Cataluña. La Virgen de Montserrat. Conocida como La Moreneta. Se celebra el 27 de Abril. El Patrón es San Jorge. Celebra su fiesta el 23 de Abril.

 

Extremadura. La Virgen de Guadalupe. Se celebra el 8 de Septiembre.

 

La Rioja. La Virgen de Valvanera. Su fiesta es el Domingo siguiente al 8 de Septiembre.

 

Islas Canarias. La Virgen de la Candelaria, conocida como La Morenita. Su fiesta se celebra el 2 de Febrero, 15 Agosto. Canarias cuenta con dos compatronos. Dos Santos nativos en el archipiélago. El Santo Hermano Pedro, que celebra su fiesta el 24 de Abril y San José de Anchieta el 9 de Junio.

 

Valencia. La Virgen de los Desamparados. Llamada cariñosamente como La Geperudeta (La Jorobadita). Se celebra su fiesta el segundo Domingo de Mayo. El Patrón de la Comunidad Valenciana es San Vicente Ferrer. Popularmente conocido como San Vicent (el del ditet). Su fiesta se celebra el Lunes de la segunda semana de Pascua.

 

Castilla y León. Virgen de la Peña de Francia. Se celebra su fiesta el 8 de Septiembre.

 

Aragón. Nuestra Señora del Pilar. Su fiesta es el 12 de Octubre.

 

Madrid. Nuestra Sra. de La Almudena que se celebra el 9 de Noviembre. Pero hay una curiosidad, el día 15 de Agosto se celebra en Madrid la festividad de la Virgen de La Paloma que es una Virgen retratada en un lienzo, castiza, popular y muy querida por los madrileños que prácticamente la consideran, no su Patrona, pero sí su Virgen más querida y popular. Cuando nace un niño, su madre, le lleva a la Iglesia de La Paloma a una Misa que se llama La Misa de las madres a ofrecérselo a La Santísima Virgen de La Paloma y a pedirle que le proteja. El Patrón de Madrid es San Isidro Labrador cuya fiesta se celebra el día 15 de Mayo. Es además, el Patrón de los Labradores y en algunos pueblos, cuando lleva mucho tiempo sin llover le sacan en procesión por las calles del pueblo para pedirle que llueva y se salven las cosechas, y efectivamente, llueve, por lo que los labradores le quieren mucho y le tienen una gran devoción y confianza.

 

Confiemos que «Ellos» nos protejan y ayuden en los momentos difíciles en cada autonomía de la que son los Santos Patronos y Protectores.

Estamos en «buenas manos». En esas Manos Divina, que saldrán al paso ante cualquier problema o necesidad.

Lo que los humanos no podemos hace, y dónde no podemos llegar, Ellos, con su fuerza y su poder sobrenatural y milagroso, estad seguros, que lo hacen posible.

Podéis estar seguros de que «La Fé mueve montañas».

En los momentos que «aquí abajo» nos encontramos sin ayuda humana, sin salida a nuestros problemas, debemos confiar en esos Seres Maravillosos y Sobrenaturales, que además fueron personas, como nosotros, que vivieron en la Tierra con sus defectos y sus virtudes y Ellos conocen nuestros problemas y acudirán sin tardar en nuestra ayuda. Comenzareis a recibir una fuerza especial y encontrareis un camino para solucionar aquello que os está «martirizando». Debemos elevar nuestras súplicas al Cielo y estar seguros que vendrán rápidamente en nuestra ayuda.

 

Coral de Luz