Publicado el Deja un comentario

Cinco Amuletos contra las envídias – Álex Rivera | TarotCanal

Hola queridos amigos y amigas de TarotCanal, soy Álex Rivera y hoy quiero tocar el tema de las envídias en nuestro entorno. Los malos pensamientos de una persona hacia nosotros, ya sea conscientemente o sin querer, pueden generar situaciones muy adversas hacia nosotros.

Por eso, es importante protegerse siempre contra la envidia. La mirada de otra persona puede ser muy perjudicial y puede crearnos un estado negativo que se traduce en cansancio, dolor de cabeza o tristeza, por ejemplo.

La envidia es muy común, y en ocasiones también nosotros mismos la hemos padecido. Es importante no dejarse llevar por ella y tener una gran fortaleza mental. Pero, ¿qué pasa si otros nos desea el mal? La envidia es resentimiento, es la causa de que nos envíen malas vibraciones y nos puede dañar.

Amuletos contra la envidia y el mal de ojo

Así que para protegeros de esas situaciones gratuitas, podemos usar amuletos protectores que evitan este tipo de situaciones. A continuación, te cuento una serie de cinco amuletos contra la envidia y el mal de ojo más efectivos.

Mano de Fátima (Hamsa, Jamsa)

Mano de Fatima
La mano de Fátima también es conocida como Hamsa o Jamsa. Fueron las mujeres musulmanas quienes empezaron a utilizar la mano de Fátima como amuleto. Se le atribuye diversos poderes, y uno de ellos, además de para acrecentar la fertilidad, es alejar todo lo negativo que nos rodea ya que posee en el centro de la mano el ojo de Dios. Así, la mano de Fátima tiene significado que todos los caminos del mal son despejados y nos protege del mal, tanto de la persona que lo tiene como de la envidia que transmite.

Tiene  varios significados y el origen de la mano de Fátima tiene su leyenda. Cuenta que Fátima, hija de Mahoma, se casó con Alí y un día, mientras preparaba la cena, su esposo llegó a casa con otra mujer. Con el corazón roto, desolada y llena de celos, siguió preparando la cena pero tan distraída y dolorida que, sin darse cuenta, metió la mano en la olla caliente para mover la comida. No sintió nada y solamente se dio cuenta de lo que estaba haciendo cuando Alí sacó la mano de la cazuela.

Desde entonces la mano de Fátima es un amuleto fuerte que atrae, por si fuera poco, virtudes como la fidelidad o la paciencia.

Ojo de Horus

ojo de horus

Es otro de los amuletos contra la envidia y el mal de ojo que proviene del antiguo Egipto. La leyenda del ojo de Horus cuenta Osiris fue asesinado por su hermano Seth. Su hijo, Horus, quiso vengar su muerte y en la batalla perdió su ojo izquierdo por las heridas causadas por su tío. Gracias al dios Tot su ojo fue sustituido por otro con cualidades mágicas, llamado Udyat, y que le permitía volver a recobrar la vista. Utilizó su nuevo ojo mágico para devolver la vida a su padre, por lo que ya se advierte de la fortaleza de este amuleto.

El ojo de Horus tiene gran significado que además de potenciar la vista, de amuleto sirve para proteger de las enfermedades, especialmente las oculares, y resguardarse de los traiciones, del mal de ojo y de las envidias.

Se le presenta con un círculo con un punto en el centro, que simboliza al Sol, el poder eterno que no cambia con el paso de los días. Todo ello hace que si decides comprar ojo de Horus obtendrás fuerza, sabiduría y estabilidad, además de alejar la envidia.

Ojo turco

ojo turco
También conocido como nazar, ya que es su nombre original. Es uno de los amuletos contra le envidia más conocido y es muy usado. Tiene forma de gota y está formado por diversos círculos concéntricos que suelen ser de distintos colores dependiendo de la finalidad del amuleto.

El ojo turco como amuleto contra la envidia suele llevar los colores: azul, asociado al agua y que se vincula a las energías positivas y para la protección de la envidia y mal de ojo; azul claro, protección también contra el mal de ojo; y el blanco, que simboliza la inocencia y la luz y transforma las energías negativas en positivas.

Según la creencia existente en Babilonia y en el antiguo Egipto, los malos sentimientos se transmiten a través de los ojos ya que son la zona más expresiva que tenemos. Por ello, lo adecuado es usar un ojo turco pero, ¿cómo usarlo? Es muy sencillo ya que al ser utilizado como joya lo podemos llevar en pulseras, tobilleras o collares. También lo puedes llevar contigo en tu cartera o colocarlo en alguna zona de tu casa o lugar de trabajo.

Higa, amuleto de azabache

higa

Este amuleto también es conocido como la mano de la diosa. Es conocida por distintos nombres, fruto de tantos años de historia. Su origen está vinculado al Antiguo Egipto, ya que el símbolo de la mano, abierta o cerrada, servía para ahuyentar serpientes.

La higa como amuleto tiene como fin espantar el mal de ojo, así como protegernos de enfermedades, de celos y de la envidia de otras malas personas. Además, en los siglos XI y XII era frecuente ver en España a niños con azabaches al cuello que servían para no sufrir mal de ojo.

El amuleto higa se rompe a causa de que la negatividad y la envidia de otra persona se concentran en el amuleto. Se rompe para indicar que su protección ha sido efectiva, y es el momento de enterrarla y de sustituir la higa por otra nueva. Hay que tener cuidado y observar bien el amuleto, ya que se puede romper a causa de que el mal es demasiado fuerte.

Huayruro

Huayruro
El huayruro es una pequeña semilla de color rojo, aunque si tiene una mancha negra significa que la semilla es macho; en cambio, si es solamente roja es hembra. Es importante ya que las que más se utilizan para rituales son las huayruro hembra.

Su uso comenzó ya en épocas prehispánicas, y se utilizaban en ceremonias espirituales. Las semillas forman parte de la confección de joyas tales como pulseras o collares, y así atraer la buena suerte además de alejar la envidia y evitar el mal de ojo.

El huayruro es la semilla de la buena suerte, aunque también sirve para mantener una pareja unida y tener prosperidad. Destacar que no hace falta llevarla siempre visible, sino que se puede guardar en el coche o en tu bolso, por ejemplo. Así notarás energía positiva, valor y fuerza.

Un abrazo

Álex Rivera

¡Visita nuestras redes sociales!

facebookyoutubeyoutubetwitter

Publicado el Deja un comentario

La envidia en los niños

La infancia es la etapa más importante de nuestra vida porque en ella se forja la personalidad del adulto para toda su vida, y la envidia es algo muy frecuente en esta etapa. Es un sentimiento muy frecuente en la vida del niño que lamentablemente, a veces, la provocamos los mayores. Vamos a ver cómo evitarlo y solucionarlo.

Hola Amigos, os presentamos unas recomendaciones sobre cómo ayudar al niño a identificar y a canalizar este sentimiento.

  • Importante que los padres enseñen al niño que no se puede tener todo en la vida, que intenten calmarles y razonar con ellos.
  • La cultura y el valor del esfuerzo se debe transmitir a los niños. Todo esfuerzo tendrá su recompensa. Lo bueno se hace esperar y es el fruto de lo que se hace. 
  • Enseñar a tolerar la frustración. Enseñemos a ser pacientes a los niños, saber esperar. No todo sale bien a la primera o puede que nunca o haya cosas que no podamos conseguir. 
  • Son la clave los mensajes que se transmiten al niño. No se debe comparar con otros niños y hacer críticas. Centrarnos en el comportamiento del niño, no en su forma de ser. 
  • Los niños tienden a imitar la conducta de los mayores. Evita comentarios y acciones envidiosas. 
  • Imprescindible enseñar al niño los valores fundamentales para la vida y a centrarse en sus objetivos y no en los de los demás. 
  • Combate este sentimiento con paciencia y cariño. El niño debe sentirse querido y aceptado tal y como es, no por tener lo que otros tienen. 
  • Ayúdale a tolerar sus defectos y a valorar sus cualidades. Que sea consciente de lo bueno que le rodea. Familia, techo, juguetes, comida, amigos, etc. Debe saber que las mejores cosas de la vida no son cosas. 
  • La envidia genera ansiedad. Ayúdale a canalizar su ansiedad ante los deseos no cumplidos. 
  • Hay que insistir en sus cualidades y en lo que hace bien ayudándoles a controlarse cuando sufren la rabieta. 
  • Recursos: La inteligencia emocional se puede trabajar a través de recursos de fácil acceso, cuentos, talleres, etc. Ayudan a entender e ilustrar ese sentimiento y reforzar conductas positivas. 

LIBROS PARA NIÑOS QUE LES PUEDEN AYUDAR:

Gato Rojo, Gato Azul.- Jenni Desmond.
Envidia.- Violeta Monreal
Cuando Siento Envidia.- Molly Winfeud
Mi Prima Carolina.- Michael Morpurjo

Coral de Luz

Publicado el Deja un comentario

La Envidia

Hola, Amigos:

 

Esta semana, vamos hablar de algo tan peligroso y tan común como es la Envidia.

Algo que no se ve, pero que nos puede traer gravísimos problemas. Tanto para el envidioso como para el envidiado.

La envidia se dice que fue el primer pecado que existió en la humanidad. LuzBel, o sea, el diablo, fue un Ángel bellísimo al que Dios tuvo muy cerca, y le dio cierto poder, pero él quiso ser más que Dios revelándose contra Él e intentando poner en su contra al resto de los Ángeles, por lo que Dios le arrojó a los infiernos y pasó a llamarse Lucifer, el Príncipe del mal y Jefe de los infiernos.

Caín, también por envidia, mató a su hermano Abel dándole un golpe mortal con una quijada de mula.

¿¿Quién sufre más??

Sin duda, el envidioso. Porque «la víctima», o sea, el envidiado, si se protege adecuadamente, no le hará daño ningún bicho venenoso que es quien siente esta envidia.

 

Qué es La Envidia.-  Es un sentimiento que sienten cierto tipo de personas que creen que todo el mundo les va a pasar por encima en cualquier campo, ya sea trabajo, amor, familia, deportes, etc. O sea, inseguros y débiles de carácter.

 

Cuándo lo sienten.-  Siempre que vean a un triunfador cerca de ellos o a personas que alguien admira, valora y habla bien de ellos.

 

No pretenden tener o ser mejores, solo quisieran que el otro se hundiera, perdiera la admiración y la valoración de los demás o fuese una persona gris y acabada, como ellos. Y comienzan a arrojarle malas vibraciones, magia negra, maleficios, mal de ojo, y a veces hasta a agredirle o pagar a alguien para que lo haga. ¡¡Cuidado!!, de verdad, que pueden causarle enfermedades y desencadenar en suicidios o accidentes de tráfico. No creáis que exagero, lo he estudiado a fondo y hay que prevenirlo y alejarlos de nuestra vida. Como hay veces que no depende de nosotros el tenerlos cerca, por ejemplo en el trabajo, la familia, etc.,llevaremos piedras, cristales y amuletos protectores contra la envidia.

 

Síntomas, o cómo sabremos que tenemos cerca un envidioso. Suelen empezar a querer estar cerca de nosotros y así ganar nuestra confianza y nuestro afecto, pero es como dejarse acercar a una rata infecta.

Empezarán a alabarnos y a darnos «coba», incluso a ofrecernos su ayuda en lo que haga falta. Son como un virus que se quieren meter en nuestra vida. Y empezaremos a sentir cansancio y debilidad injustificada.

 

Qué hay que evitar.-  Darles ningún tipo de información, ni de nuestra vida y mucho menos de nuestros logros o triunfos. Ya que solo quieren ayudarnos si estamos enfermos, arruinados, solos y sufriendo, porque es de lo que se alegran, ya que sus malas energías nos impiden ser felices.

 

Llevad con vosotros Cuarzo Blanco, Ámbar o Coral. Y algo de madera, que protege mucho.

Poned una foto vuestra, si podéis de cuerpo entero y que estéis solos, frente a un espejo para que cualquier envidia que os «lance» esa rata, se quede en la imagen del espejo y no os llegue a hacer daño. Es uno de los mejores remedios para prevenir envidias o mal de ojo.

 

¿Cómo sabemos si nos están trabajando?.- Poned medio vaso de agua y un poco de sal marina debajo de vuestra cama a la altura de la cabeza durante 9 días.

Tened paciencia, miradlo a diario y, si sube el agua con la salhasta el borde del vaso como si estuviese hirviendo, es que tenéis algún trabajo o maldición encima.

Tirad el vaso, entero, a algún sitio que corra el agua, un rio sería lo mejor. Pero si vivís en la ciudad, tirad el agua con la sal al WC o a la pila y el vaso a la basura. Y haceros una limpieza energética, que ya lo he publicado en esta página en semanas anteriores.

 

Esto es todo por hoy, llamadme si deseáis una limpieza personal o una prevención especial, al 806…, y estaré encantada de ayudaros a combatir estas peligrosas envidias.

 

¡¡Gracias por vuestra atención, y hasta pronto!!

 

Coral de Luz

Publicado el Deja un comentario

¿Te tienen envidia? Dos salmos para combatirla

La envidia de los demás hacia nosotros y a lo que hemos logrado puede causarnos mucho mal. Además, puede derivar en un mal de ojo que haga que nuestro día a día sea difícil.

Como uno de los 7 pecados capitales, es innata al ser humano. Lo más normal es que la persona que te tiene envidia sea muy cercana y prácticamente os veáis a diario. ¿Entonces por qué tiene recelo de mis éxitos? Ten cuidado, ya que las personas envidiosas suelen estar bajo un disfraz de amabilidad y amistad.

Los envidiosos y personas rencorosas nunca se dan por vencidos, por eso es importante que detectes a dicha persona tóxica para alejarla de tu vida. Si no sabes quién es, siempre puedes utilizar un amuleto de protección, por ejemplo.

Salmos contra la envidia y el mal de ojo

La influencia negativa que ejerce sobre nosotros puede ser combatida a través de salmos y oraciones. Desde TarotCanal queremos mostrarte dos de los salmos más importantes contra la envidia:

Salmo 48

Vanidad de las riquezas

Oíd esto, todas las naciones;

escuchadlo, habitantes del orbe:

plebeyos y nobles, ricos y pobres;

mi boca hablará sabiamente, 

y serán muy sensatas mis reflexiones;

prestaré oído al proverbio

y propondré mi problema al son de la cítara.

¿Por qué habré de temer los días aciagos,

cuando me cerquen y acechen los malvados,

que confían en su opulencia

y se jactan de sus inmensas riquezas,

si nadie puede salvarse

ni dar a Dios un rescate?

Es tan caro el rescate de la vida, 

que nunca les bastará

para vivir perpetuamente

sin bajar a la fosa.

Mirad: los sabios mueren, 

lo mismo que perecen los ignorantes y necios,

y legan sus riquezas a extraños.

El sepulcro es su morada perpetua 

y su casa de edad en edad,

aunque hayan dado nombre a países.

El hombre no perdura en la opulencia,

sino que perece como los animales.

Éste es el camino de los confiados,

el destino de los hombres satisfechos:

son un rebaño para el abismo,

la muerte es su pastor,

y bajan derechos a la tumba;

se desvanece su figura,

y el abismo es su casa.

Pero a mí, Dios me salva, 

me saca de las garras del abismo

y me lleva consigo.

No te preocupes si se enriquece un hombre

y aumenta el fasto de su casa:

cuando muera, no se llevará nada,

su fasto no bajará con él.

Aunque en vida se felicitaba:

«Ponderan lo bien que lo pasas»,

irá a reunirse con sus antepasados,

que no verán nunca la luz.

El hombre rico e inconsciente

es como un animal que perece.

Salmo 64

Escucha mi voz, oh Dios, en mi queja;

guarda mi vida del terror del enemigo.

Escóndeme de los planes secretos de los malhechores,

del asalto de los obradores de iniquidad,

que afilan su lengua como espada,

y lanzan palabras amargas como saeta,

para herir en oculto al íntegro;

lo hieren repentinamente y no temen.

Se aferran en propósitos malignos;

hablan de tender trampas en secreto,

y dicen: “¿quién las verá?” 

Traman injusticias, diciendo:

estamos listos con una trama bien concebida;

pues los pensamientos del hombre

y su corazón son profundos.

Pero Dios les disparará con saeta;

repentinamente serán heridos.

Vuelven su lengua tropezadero contra sí mismos;

todos los que los vean menearán la cabeza.

Entonces todos los hombres temerán

y declararán la obra de Dios,

y considerarán sus hechos.

El justo se alegrará en el Señor,

y en Él se refugiará;

y todos los rectos de corazón se gloriarán.