¿Te tienen envidia?

La envidia de los demás hacia nosotros y a lo que hemos logrado puede causarnos mucho mal. Además, puede derivar en un mal de ojo que haga que nuestro día a día sea difícil. Como uno de los 7 pecados capitales, es innata al ser humano. Lo más normal es que la persona que te tiene envidia sea muy cercana y prácticamente os veáis a diario. ¿Entonces por qué tiene recelo de mis éxitos? Ten cuidado, ya que las personas envidiosas suelen estar bajo un disfraz de amabilidad y amistad. Los envidiosos y personas rencorosas nunca se dan por vencidos, por eso es importante que detectes a dicha persona tóxica para alejarla de tu vida. Si no sabes quién es, siempre puedes utilizar un amuleto de protección, por ejemplo.

Salmos contra la envidia y el mal de ojo

La influencia negativa que ejerce sobre nosotros puede ser combatida a través de salmos y oraciones. Desde TarotCanal queremos mostrarte dos de los salmos más importantes contra la envidia:

Salmo 48

Vanidad de las riquezas

Oíd esto, todas las naciones; escuchadlo, habitantes del orbe: plebeyos y nobles, ricos y pobres; mi boca hablará sabiamente, y serán muy sensatas mis reflexiones; prestaré oído al proverbio y propondré mi problema al son de la cítara. ¿Por qué habré de temer los días aciagos, cuando me cerquen y acechen los malvados, que confían en su opulencia y se jactan de sus inmensas riquezas, si nadie puede salvarse ni dar a Dios un rescate? Es tan caro el rescate de la vida, que nunca les bastará para vivir perpetuamente sin bajar a la fosa. Mirad: los sabios mueren, lo mismo que perecen los ignorantes y necios, y legan sus riquezas a extraños. El sepulcro es su morada perpetua y su casa de edad en edad, aunque hayan dado nombre a países. El hombre no perdura en la opulencia, sino que perece como los animales. Éste es el camino de los confiados, el destino de los hombres satisfechos: son un rebaño para el abismo, la muerte es su pastor, y bajan derechos a la tumba; se desvanece su figura, y el abismo es su casa. Pero a mí, Dios me salva, me saca de las garras del abismo y me lleva consigo. No te preocupes si se enriquece un hombre y aumenta el fasto de su casa: cuando muera, no se llevará nada, su fasto no bajará con él. Aunque en vida se felicitaba: “Ponderan lo bien que lo pasas”, irá a reunirse con sus antepasados, que no verán nunca la luz. El hombre rico e inconsciente es como un animal que perece.

Salmo 64

Escucha mi voz, oh Dios, en mi queja; guarda mi vida del terror del enemigo. Escóndeme de los planes secretos de los malhechores, del asalto de los obradores de iniquidad, que afilan su lengua como espada, y lanzan palabras amargas como saeta, para herir en oculto al íntegro; lo hieren repentinamente y no temen. Se aferran en propósitos malignos; hablan de tender trampas en secreto, y dicen: “¿quién las verá?” Traman injusticias, diciendo: estamos listos con una trama bien concebida; pues los pensamientos del hombre y su corazón son profundos. Pero Dios les disparará con saeta; repentinamente serán heridos. Vuelven su lengua tropezadero contra sí mismos; todos los que los vean menearán la cabeza. Entonces todos los hombres temerán y declararán la obra de Dios, y considerarán sus hechos. El justo se alegrará en el Señor, y en Él se refugiará; y todos los rectos de corazón se gloriarán.
📧 SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Entérate, por adelantado, de nuestras   OFERTAS Y PROMOCIONES

Contacta con nosotros

Teléfono: (+34) 91 252 77 44
Formulario de Contacto
¿Quieres trabajar con nosotros? Trabajar en TAROT CANAL

Ir arriba