Ritual con velas e invocación para conseguir la paz en el hogar, protección, prosperidad y consuelo ante los problemas. A Jesús se le apareció a Santa Margarita de Alacoque haciéndole, entre otras, las siguientes promesas para todos aquellos que solicitasen su ayuda:

Oración al Sagrado Corazón de Jesús

-Les concederé todas las gracias a su estado. -Pondré paz en sus familias. -Les consolaré en sus penas. -Seré su refugio seguro durante toda su vida. -Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus necesidades, acciones  y trabajos. -Bendeciré y protegeré del mal a todas las personas y las casas en que sea expuesta y venerada la imagen de mi corazón. El ritual se realizará todos los primeros viernes de cada mes. Se debe tener siempre expuesta  una estampa o imagen del Sagrado Corazón de Jesús en la entrada de la casa o en la parte interior de la puerta de salida del hogar. Ante su presencia se consigue la paz y protección continua en el hogar y consuelo ante los problemas hasta que queden resueltos.

Devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Para realizar el ritual, necesitaremos: -Dos velas blancas. -Dos velas rojas. -Una imagen o estampa del Sagrado Corazón de Jesús. El altar para realizar el ritual lo prepararemos de la siguiente forma: -Pondremos en el altar y al fondo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. -Delante de la imagen o estampa colocaremos las cuatro velas en línea recta: en el centro las blancas y en los extremos las rojas. Para realizar el ritual bastará encender las cuatro velas  y a continuación hacernos cuatro veces una cruz con el dedo pulgar de la mano derecha en el centro de la frente, cuatro en el centro de las boca y cuatro veces en el centro del pecho. Acto seguido leeremos la siguiente jaculatoria doce veces: ¡Corazón de Jesús, en ti confío! Haremos la petición de las gracias que se desean alcanzar sin olvidar nunca pedir en este acto paz y protección en el hogar y consuelo ante los problemas para todos los miembros que componen en núcleo familiar. Dejar que las velas se consuman totalmente y con los restos que queden deben seguirse las instrucciones siguientes: Se advierte que siempre que acabéis un ritual u os desprendáis de los restos  de un amuleto, en cuanto tengáis ocasión  debéis arrojarlos preferentemente al agua, por ejemplo: un lago, un río, el mar, etc., o bien si no tenéis ocasión de echarlos al agua, enterradlos en la tierra.
📧 SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Entérate, por adelantado, de nuestras   OFERTAS Y PROMOCIONES

Contacta con nosotros

Teléfono: (+34) 91 252 77 44
Formulario de Contacto
¿Quieres trabajar con nosotros? Trabajar en TAROT CANAL

Ir arriba