Publicado el Deja un comentario

¿Qué es el karma y cómo limpiarlo?

Vivir en armonía y en paz consigo mismo es posible, pero debe aceptarse todo lo hecho en el pasado. No se puede cambiar lo realizado en vidas pasadas ni en la presente, pero sí variar su repercusión.

Qué es el karma

El Karma significa acción y es sinónimo de la ley de causa y efecto. Todas nuestras acciones, ya sean físicas, mentales o verbales, son las causas que causan las experiencias posteriores, tomadas como los efectos.

Cada persona tiene su propio karma ya que ha vivido y realizado acciones distintas en vidas pasadas. Es decir, es individual porque no hay dos seres que tengan los mismos estados mentales, hayan vivido lo mismo y su apariencia física sea perfectamente idéntica.

Asimismo, todas las acciones que se han realizado tienen efectos con el paso del tiempo: positivas si la acción es bondadosa; o negativas si lo llevado a cabo es perjudicial y dañino. Las consecuencias de nuestros hechos pueden vivirse transcurridas varias vidas.

El karma es una energía que cambia con nuestros pensamientos, emociones, acciones, palabras e intenciones. El objetivo de nuestra vida debe ser alcanzar el equilibrio y la armonía. Para ello, es fundamental una limpieza.

Limpiar el karma

Es muy sencillo si deseas el cambio en tu vida.

  • Acepta el pasado y las acciones que realizaste. Si estás recibiendo repercusiones del ayer, solamente hay que dejarlo fluir. Limpiar el karma es aceptar la situación con serenidad y asumiendo lo que sucedió.
  • Puede resultar muy complicado, pero es esencial para nuestra vida. Hablamos de perdonar y dejar atrás los pensamientos y sentimientos negativos. De nada sirve cargar con esas piedras.
  • ¡Cuidado con los pensamientos! Si cambias tu mente, estarás cambiando tu realidad.
  • No juzgues a las personas que te rodean. Recuerda que cuando hablas mal de una persona, lo estás haciendo de ti mismo. Al hacer daño te hieres a ti también.
  • La positividad será la base de nuestro día a día. Se verá reflejada en nuestros pensamientos y en nuestras palabras. Ver la realidad con positivismo hará que cambie todo a mejor. De igual modo, si solamente piensas y actúas en negativo, harás que la vida sea de color negro impidiendo el crecimiento.
  • ¿Por qué esperar a recibir amor para aportar lo mismo? Entrégate y realiza buenas acciones sin mirar si antes recibiste lo que esperabas de esa persona. Comienza a construir tu mundo feliz y limpio espiritualmente.
  • Medita dos veces al día para ganar relajación y conectar con el lado más espiritual que se posee. Aprovecha el tiempo de meditación para visualizar momentos agradables para ti y las personas que amas. Si creas una realidad, estarás acrecentando la felicidad.

Elimina la mala energía que te rodea y céntrate en el lado más positivo. No dudes en echar una mano a quien lo precise, aunque no te lo pida. La finalidad no tiene sentido ni importancia, solamente tiene repercusión el camino.  

Deja una respuesta