La energía universal, el prana, es una fuerza vital que se encuentra en toda la naturaleza, y el principal elemento es una forma de energía solar. Todos los seres vivos (animales, plantas, microorganismos) deben tener energía universal para activar sus funciones vitales. Es el principio de la vida que adapta distintas apariencias.

 

Prana: ¿qué es?

En otras palabras, el prana es la energía vital que hay en cada ser humano. Está a nuestro alrededor, lo respiramos, sentimos, olemos… está con nosotros, es la esencia de la vida. Si conseguimos el equilibrio, obtendremos salud y bienestar; además, dominaremos la energía y nuestra mente, ya que ambas están totalmente relacionadas.

Energía universal y humana

El prana actúa en un nivel holístico, a nivel del sistema, a nivel del órgano y a nivel de la célula. Una respiración rítmica profunda, estimula los chakras y les permite asimilar la energía universal para transformarla y distribuirla a través de la red del nadi, que son canales, por todo el cuerpo. El prana circula por todo el cuerpo para revitalizar todos los tejidos de nuestro organismo.

Chakra

La definición chacra es una palabra sánscrita que significa rueda que gira. Se emplea para nombrar las partes del cuerpo humano que asimilan la energía universal. A través de ellos fluyen la fuerza de la vida y nos llega plenamente, de ahí, además, que influyan tanto en aspectos mentales, físicos como emocionales.

En el interior del cuerpo los chakras están unidos a canales y meridianos que nutren las complejas conexiones del sistema nervioso, las glándulas endocrinas y los órganos.

 

Chakras significado

 

Se inyecta prana en los chacras apropiados, el prana estimula el chakra a girar más deprisa y a generar una potencia más fuerte y más alta; lo cual a su vez estimula el sistema nervioso, las glándulas endocrinas y los órganos a regularse a si mismos. El prana reanima también las células de los tejidos enfermos y refuerza las funciones normales.

Pero cuando tenemos los chacras cerrados o bloqueados sentimos, de igual modo, un aislamiento de nuestra energía, que ni nos llega correctamente ni fluye por nuestro cuerpo de la manera necesaria para sentir paz y equilibrio. Los chakras tienden a cerrarse cuando sentimos dolor, malas experiencias, odio o rencor por protección.

En cambio, si estamos en paz y los sentimientos son positivos, los chakras alineados brillan, están abiertos, transmiten energía y sentimos una mayor conexión con la vida.

La próxima semana hablaremos de la situación de los chakras del cuerpo humano, de cada uno de ellos, puesto que existen diversos y cada uno tiene sus propias características. Hablaremos de cómo activarlos, las consecuencias de su mal funcionamiento y de los símbolos chakras.

📧 SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Entérate, por adelantado, de nuestras   OFERTAS Y PROMOCIONES

Contacta con nosotros

Teléfono: (+34) 91 252 77 44
Formulario de Contacto
¿Quieres trabajar con nosotros? Trabajar en TAROT CANAL

Ir arriba