Publicado el Deja un comentario

El poder de San Isidro Labrador – Ángeles Suarez | TarotCanal

San Isidro

Hola amigas y amigos de TarotCanal, soy Ángeles Suarez, especialista en Iconografía Religiosa, Angeóloga y Tarotista Evolutiva.

Quiero aprovechar la oportunidad que me proporciona el blog de esta cadena, para contaros cada semana, cómo podéis utilizar el poder de los santos y los ángeles a vuestro favor.

El 15 de Mayo se celebra una de mis festividades favoritas, San Isidro Labrador. Es un gran santo y patrono de diversas ciudades en el mundo. Aquí en España es patrono de Madrid y de otras ciudades como El Ejido (Málaga), Villafranca de Córdoba y La Orotava, Tenerife.

Empecemos con un poquito de historia.

Historia de san Isidro

  • Fecha de nacimiento: 1080 en Madrid
  • Lugar de la muerte: Madrid el 15 de Mayo de 1130.
  • Nombre: Isidro de Merlo y Quintana
  • Canonización: 1622 por Gregorio XV
  • Atributos: Azadón, arado de mano, guadaña, etc.
  • Beatificación: 1619 por Paulo V

San Isidro fue un Santo español, patrono de la Villa de Madrid y de los agricultores. Se sabe que nación en el seno de una familia extremadamente humilde y que no pudieron proporcionarle ningún tipo de estudio. A la edad de 10 años, San Isidro se quedó huérfano, lo que le llevó a buscar cualquier trabajo para subsistir. Al principio fue pocero, pero más adelante se hizo agricultor en las tierras de Don Juan de Vargas.

Tarot por 806
Videntes buenas por 806

Se casó con María Toribio, la que en la actualidad conocemos como Santa María de la Cabeza (llamada así porque es su cabeza la que se saca en las procesiones rogativas cuando lleva muchos meses sin llover).

Tuvieron un hijo llamado Illán, que estuvo a punto de morir al caer a un pozo que se encontraba en la finca de Los Vargas. La madre, y el padre muy angustiados, se pusieron a rezar al borde del pozo a la Virgen de la Almudena y apenas terminaron la oración, el agua empezó a subir llegando casi a rebasar el borde del pozo. Así consiguieron sacar a Illán sin rasguño alguno.

Otros milagros de San Isidro

Los ángeles le ayudan en la faena

Ángeles

San Isidro no era muy bien visto por sus compañeros ya que llegaba tarde a trabajar, porque estaba rezando en misa, pero su campo siempre estaba perfecto. Por eso se quejaron a su patrón. Este, muy intrigado por lo que contaron sus trabajadores, decidió esconderse y espiar a San Isidro. Cual fue la sorpresa de Don Juan de Vargas cuando observó que un ángel (seguramente su custodio), estaba ayudando a San Isidro con el arado. Este es uno de los milagros más conocidos del santo y es la razón por la cual se representa a San Isidro junto a unos bueyes y con un ángel tirando de ellos.

El trigo y las palomas

Paloma de la paz

Un día muy frío de invierno, donde la nieve caía sin parar, San Isidro iba al molino para machacar el trigo. Por el camino se cruzó con una bandada de palomas que estaban desesperadas buscando algo que echarse al buche. Al darse cuenta, cogió el saco que llevaba al hombro y lo vació hasta la mitad al lado de las aves y siguió su camino.

El patrono se enteró de lo que había hecho San Isidro y fue a reprenderlo por robo. Pero cuando abrió el saco ante sus ojos, este estaba lleno. Y más aún, cuando el trigo fue molido, produjo el doble de cantidad de harina que lo que habitualmente se producía.

Consulta por e-mail con Sandra Salgado
Sandra Responde ~ Tarot por email

La sanación de Felipe III

Felipe II

El milagro más importante de San Isidro y por el cual ganó la beatificación, fue la curación de Felipe III. Éste, que se encontraba gravemente enfermo, ordenó que le llevaran al donde yacía el cuerpo de San Isidro para ver si mejoraba su salud.

El cuerpo del santo permanecía incorrupto habiendo fallecido siglos antes. En el momento que el Rey se aproximó al cuerpo del santo, su fiebre desapareció y con ella la enfermedad que padecía. En agradecimiento, el rey inició los trámites de la beatificación llegando por fin en 1619.


Oración a San Isidro Labrador para la prosperidad

Oración a San Isidro

San Isidro, ruega por nosotros para mantenernos humildes, puros y castos en pensamientos obras y acciones.

Ayúdanos a trabajar fervientemente por la fe y que siempre podamos ser generosos con los más necesitados.

Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén.

Espero que os haya gustado la vida, obra y milagros de San Isidro Labrador. Os recomiendo que, cuando estéis preocupados/as por temas laborales, os encomendéis a San Isidro recitando la oración que os he indicado en el párrafo anterior.

La fuerza y tenacidad que demostró San Isidro os ayudará a continuar hacia adelante en el camino de la vida, como él bien hizo .

Un fuerte abrazo;

Ángela Suarez.

Deja una respuesta