Publicado el Deja un comentario

La magia del Clavel

Clavel (Dianthus caryophyllus)

Su nombre Dianthus se compone de los vocablos griegos “deos” refiriéndose al Dios Zeus, el padre de todos los dioses griegos y “ánthos” que significa flor, así pues es la flor de Zeus o la flor de Dios.

Dice la leyenda sobre el clavel que tiene su origen en la era cristiana y cuenta que la Virgen María, al derramar sus lágrimas viendo morir a su hijo  en la cruz, éstas se convirtieron al caer al suelo, en rojos claveles.

No es de extrañar que esta flor esté presente en todas las ofrendas florales que se hacen en Semana Santa y que se cultive en España desde hace siglos, estando muy presentes tanto en los balcones como haciendo de adorno del cabello en complemento a los trajes regionales de Andalucía, Extremadura y Madrid. 

Los claveles en flor, se ofrecen a una dama como presente junto con el corazón.  Para los españoles «El Clavel es la flor más importante del mundo”. Los claveles se utilizan en hechizos para otorgar protección  contra las enfermedades, y tienen un significado especial de acuerdo a su color, ya que los amantes dialogaban a través de sus colores.

 Los claveles rojos significan: pasión. ( Sagrado)

 Los claveles amarillos: tenemos dificultades.( Celos)

 Los claveles blancos: inocencia… quiere decir que soy digno de que me ames. (El novio)

 Los claveles rojo sangre: significa olvido durante el día y complacencia por la noche.( Sexo)

 Los claveles rojo oscuro: mi corazón está lleno de ilusión y amor por ti.( Amor que empieza)

 Los claveles rosados: cuando tu esposo no está, tú serás siempre mía.( Amantes)

 Un clavel rojo y un clavel blanco: haz conmigo lo que desees, te pertenezco solo a ti.( Amor verdadero).

Un ritual sencillo para mantener el ambiente familiar sano y en armonía es, rociar el piso con loción de clavel antes de barrer, visualizar como se retiran con la escoba todas las sombras negativas que están escondidas en alguna parte y que de alguna forma molestan a los habitantes de ese hogar.

Limpiar una vivienda de negatividades y maleficios:

Si te cambias de vivienda a una que estuvo alojada antes, debes quitar todo lo malo que se ha quedado en forma de residuo que no se ve (discusiones, enfermedad, llanto.) pero que impediría vuestro bienestar en esa casa para ti y los tuyos.

Antes de la mudanza, limpia la vivienda, después coloca en el centro del salón, un florero con 12 claveles blancos y uno rojo que situaremos en el centro de los blancos.

No pongas agua en el florero y deja que marchiten, después los tiras. 

Los 12 claveles blancos simbolizan los Apóstoles, el rojo simboliza a Cristo.

Ahora podrás habitar la estancia sin temores.

 

María Jesús Cámara

Deja una respuesta