Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. aceptar

Compra tu bono y llama a Rafael Serrano

tarotcanal

Disponible

Ocupado

Ausente

Productos relacionados con este vidente

Rafael Serrano

Mancias: Karma, Baraja española, Espiritualidad, Magia Blanca, Tarot de los Ángeles, Tarot de Marsella, Tarot del Amor, Tarot del Trabajo, Numerología, Astrología, Péndulo, Vidas Pasadas, Tarot de Rider, Oráculo, Chakras

 
Más información

Rafael Serrano, tarotista y medium.

Honestamente, no considero que haya nacido con “el don” de la videncia. Mi primer contacto con la cartomancia fue casual. Sentí un inesperado impulso de tratar de adelantarme al futuro con una Baraja Española que tenía a mano. Como un divertido juego, me hacía predicciones a mí mismo (eso de que da mala suerte, no es verdad…) a muy corto plazo y la verdad es que, sorprendentemente, muchas se cumplían. ​

Lo que empezó siendo un juego enseguida se convirtió en una inesperada gran afición. Una afición tan apasionadamente practicada que finalmente se transformó en mi gran vocación. ​

Siempre me he caracterizado por ser muy autodidacta y gracias a un gran libro de Tarot que cayó en mis manos (y que desgraciadamente ya está descatalogado…) conseguí estructurar de manera ordenada los conocimientos, además de asimilar las nociones astrológicas y numerológicas necesarias para entender en toda su profundidad su esencia. La cartomancia, en todas sus vertientes, está estrechamente vinculada a la astrología y la numerología: Tarot, Baraja Española, Oráculo de Belline entre otros. ​

Utilizo la cartomancia (Baraja Española y Tarot de Rider Waite, Visconti y Marsella) y “leo” a través del espejo, bola de cristal y el agua. Mi especialidad, no obstante, es la Baraja Española. ​

Tras una dilatada experiencia soy capaz, de algún modo, de “leer” la mente de las personas y especialmente a las que desconozco, pero aun así, prefiero contar con el soporte de la cartomancia y especialmente cuando se trata de cuestiones de salud (los temas de salud son muy interesantes, pero hay que “analizarlos” con especial cuidado, sin dar diagnósticos y sin tratar, ni mucho menos, de sustituir la labor del médico…). ​De algún modo, tras tanto barajar, sí que me puedo adelantar al futuro sin ningún soporte, de tal modo que sí podría decir que poseo cierta videncia, aunque no sea de nacimiento. Eso sí, desde pequeño, creo que he sido intuitivo y telépata.

En este sentido, puedo afirmar que si bien, ciencia y cartomancia cuentan con lenguajes distintos, son conocimientos que en realidad pueden ir de la mano y se pueden complementar. Con esto no quiero decir que los sanitarios no sean los únicos responsables del diagnóstico y tratamiento de enfermedades, sencillamente quiero decir, que la cartomancia cuenta con algo que la ciencia, no: “ve” lo invisible, “ve” el alma y su relación con el cuerpo y la enfermedad. ​

Un buen cartomante ha de ser sensible, intuitivo, comunicador y debe implicarse de corazón en lo que hace, “requisitos” que creo que reúno. ​

A raíz de la muerte de un ser querido hace ya muchos años me di cuenta que tenía la capacidad de percibir la energía de las personas que pasaban al otro plano. Para algunos, esa capacidad es meramente telepática, para otros, como es mi caso, no. ​

No hay “consenso” a la hora de definir lo que es la mediumnidad, por tanto, tampoco quiero definirme como médium. Hay doctrinas que dan ese nombre a fenómenos que a mí, personalmente, no me parece que merezcan ese nombre; al igual, que las comunicaciones que yo puedo establecer con otros planos de existencia no lo consideran como tal en algunos ámbitos. Al fin y al cabo, lo que es demandado por todos vosotros son esas comunicaciones, que bajo mi criterio son más naturales y fiables y, por otro lado, son las únicas factibles en una consulta de Tarot. ​

Mi profesión me apasiona y me llena mucho porque, por un lado, me reconforta ayudar a las personas a ser más felices, y por otro, porque la cartomancia es un instrumento mágico poderoso que me fascina.  ​

Por tanto, encontraréis en mí (al igual que en todos mis compañeros) alguien que resolverá vuestras dudas y os permitirá desvelar las claves de vuestro futuro. Y si, además, necesitáis consejos mágicos para abrir vuestros caminos y atraer lo bueno, por supuesto que contáis con mis conocimientos. ¡¡Tampoco dudéis en preguntarme por vuestros seres de luz!! ​

¡¡¡Un saludo, amig@s!!!

Visto recientemente