¿Cómo es tu jefe según su signo del Zodiaco? - Álex Rivera | TarotCanal

¿Cómo es tu jefe según su signo del Zodiaco? - Álex Rivera | TarotCanal

Hola queridos amigos y amigas de TarotCanal, soy Álex Rivera, y hoy quiero ayudate a entender, un poco mejor, el comportamiento que tiene tu jefe hacia ti y tus compañeros.

Seguro que muchas veces te pasará por la cabeza: - "¿Pero qué bicho le ha picado hoy al jefe que está insoportable?, con lo majo que suele ser". O de repente observas que tu jefe está de súper buen rollo, pero no es muy lógico si ayer perdistéis un contranto muy importante para la empresa.

Pues todas estas preguntas se pueden resolver, en parte, si sabes cuál es el signo del Zodiaco de tu jefe o jefa.

Comenzamos:

ARIESARIES

Un jefe Aries no es muy apreciado entre los empleados que sean algo holgazanes. Si lo que tienes en mente es estar en un lugar cómodo para pasar los días mientras encuentras la profesión que realmente te gusta, o quizá planeas trabajar una temporada para ganar dinero y gastarlo en unas estupendas vacaciones, lo mejor será que NO trabajes para un Aries.

Los aspectados bajo este signo no toleran el trabajo hecho sin ganas o con falta de entusiasmo. El espera de ti la misma dedicación, o más, que él tiene hacia la empresa. Seguramente sea rápido contratándote, rápido en darte un ascenso… e igualmente rápido en señalar tus errores.

Si a un jefe Aries le dices de manera directa que te gusta como gestiona el trabajo, que admiras su eficiencia y que lo consideras una persona inteligente, tienes asegurado tu puesto de trabajo durante largo tiempo. Pero este comentario has de decirlo si realmente lo crees, porque a los carneros no les gusta que le adulen a la cara para ganar puntos, mientras que por detrás se dude de su capacidad para dirigir con éxito la empresa.

Aries no es buen juez del carácter, pero es tan sensible a las opiniones que otros tienen sobre él que tiene la capacidad de sentir si los que le rodean día tras día están a gusto con él. Gustar a la gente es su necesidad secreta.

TAUROTAURO

El jefe Tauro es en esencia una persona justa con todo el mundo. No suele apresurarse a juzgar, no espera milagros y no se enfadará porque te cueste algún tiempo adaptarte a su modo de trabajar.

Él te dará la oportunidad de que encuentres tu camino, y aunque tropieces, se hará el distraído. Pero ¡ojo! no te confundas, el Toro quiere que las cosas se hagan a su manera mientras sus métodos sigan dando resultados.

Sin embargo, si llevas su paciencia demasiado lejos, en un primer momento se fastidiará, luego se encenderá por el enojo y finalmente gritará con todas sus fuerzas: <<Estás despedido>> Tu única advertencia será, probablemente, que el día anterior no contestó a tu alegre saludo. Y no te hagas la menor ilusión de que vaya a cambiar de opinión si ha decidido ponerte en la calle. Una vez que está tomada, no hay nada que modifique la decisión de Tauro.

GÉMINIS

El jefe Géminis tiene un poder de persuasión más que considerable. Con capacidad de convicción hacia sus subordinados para que hagan o dejen de hacer cualquier cosa, solo con envolverles con ese encanta e ingenio que tiene. Este talento innato que le concedieron los planetas al nacer, sirve para ocultar la frialdad de su naturaleza.

Si rascas un poco en la superficie de Géminis, encontrarás que su verdadero carácter es tibio, retraído y solitario, aunque cara a la galería es cordial y compasivo. Los geminianos ofrecen amor y amistad pero desde la distancia.

Tienen un excelente sentido del humor y para ganárselo no hay nada como una buena broma. El sentido del humor es un requisito previo de la verdadera inteligencia, por lo tanto no nos sorprenderá encontrarlo en los mercurianos, aunque puede mostrarse teñido un socarrón sarcasmo.

En resumen, en una oficina coordinada por un Géminis siempre habrá un pequeño torbellino de confusión y actividad frenética, pero hay que aclarar que él nunca será el confundido.

CÁNCERCÁNCER

Si tu jefe es un Cangrejo, tu puesto de trabajo estará asegurado si cuidas tu aspecto tanto por dentro como por fuera, pero si eres de esas personas que le gusta bromear y ocupar un papel de coprotagonista, olvídate. El verdadero protagonista de todo es él y si tu intención es impresionarle, procura que no sea a través del humor. No es prudente hacer chistes cuando uno tiene un jefe Cáncer.

El jefe cáncer está en el mundo laboral para hacer dinero y punto. Y eso se consigue con sacrificio y esfuerzo. Él piensa que cuanto más se trabaje, más dinero conseguirá y es prudente que tú también adoptes la misma aptitud.

No importa al trabajo que se dedique, los cangrejos están en su elemento en cualquier cosa que se te ocurra. Es un verdadero maestro en averiguar lo que le gusta a la gente y ofrecérselo con grandes beneficios.

Ten cuidado porque es raro que a un jefe Cáncer se le olvide algo, y eso puede ser la hora a la que llegas, cuánto tiempo tardas en tomarte el café del descanso o a la hora que te vas a casa.

LEOLEO

Casi todos los jefes Leo son grandes organizadores y saben delegar la autoridad. Su manera de liquidar los problemas consiste en comentar la situación a su subordinado a grandes rasgos para que, con esa escasa información, resuelva realmente el problema.

Seguramente, después de haber trasladado el marrón, diga con una sonrisa de oreja a oreja que no le corre mucha prisa, pero que lo necesita para mañana a primera hora.

Si tienes un jefe Leo de los típicos, observarás que los empleados que aportan buenas ideas son los favoritos, pero luego él estructurará un plan, en base a la idea inicial aportada por el compañero, y se otorgará el mérito por el logro conseguido.

Los leones son generosos y comprensivos con los errores y si ven que son respetados, tienen la capacidad de convertir en victoria un estrepitoso fracaso de la noche a la mañana con una fuerza impresionante. Les gusta dar órdenes y sermonear.

VIRGOVIRGO

El jefe Virgo no nació para ocupar grandes cargos con responsabilidades de dirección de personal, y se arrepentirá de haber querido abarcar más de lo que puede hacer. Está claro que según las posiciones planetarias y aspectos de la carta natal, pueden hacer que los nativos de Virgo sean sumamente competentes en situaciones de orden y mando, pero se pueden contar con los dedos de una mano.

Es muy eficiente llevando a la práctica las ideas de otros y se siente más feliz en la sombra, ayudando al dueño de la empresa, que como presidente del consejo de administración.

Está claro que si alguien es capaz de desarrollar proyectos importantes y complicados, ese es virgo. Es capaz de hacerse con los proyectos más peligrosos y con miles de cabos sueltos y llevarlos a la realidad.

Nunca se debe desperdiciar un talento como el suyo poniéndolo en primera línea de fuego, donde no encuentre paz para llevar a cabo sus milagros.

LIBRALIBRA

El jefe Libra suele ser la mitad de una sociedad, ya que suele tener en el inconsciente la idea de reunir dos cosas o personas. Suele combinar su encanto e intelecto con la personalidad de un socio que le complemente, aportándole talento y capacidad a lo que a él le falta.

Suelen ser inquietos y llenos de actividad aunque parezca que anden despacio. Con toda esa actividad frenética, podrías pensar que todo pende de un hilo y que en cualquier momento, todo se puede desplomar. Pues no es el caso. Al haber nacido con una afinidad natural con su elemento aire, Libra sigue adelante con su velocidad especial.

Gran cantidad de jefes Libra tienen un discurso persuasivo y son capaces de infundir, con sus palabras, la energía suficiente para levantar el ánimo de sus compañeros. Hasta los Libras más tímidos son grandes oradores y tienen la capacidad de discutir de manera lógica y convincente.

Es muy probable que te pida tu opinión para que su decisión sea imparcial y nunca llegue a ser impopular o injusta. Un Libra, sino tiene acceso a los pros y los contras para tomar una decisión, es incapaz de realizar una valoración prudente.

ESCORPIOESCORPIO

Una de las armas más potentes que tiene el jefe Escorpio es el secretismo con el que lleva sus intenciones. Tiene la capacidad de ocultar sus emociones y disfrazar sus verdaderos motivos, que sus enemigos siempre están esperando un ataque por la retaguardia, pero el movimiento que realice el plutoniano será desde el flanco derecho, por donde menos se los espera su competidor. Así es como siempre gana la partida.

Si, como trabajad@r, le gustas a Escorpio, hará lo indecible para ayudarte, ascender o llevar a término tus proyectos, junto con los suyos. Si no le gustas, deja de leer, porque no merece la pena.

Es raro que el jefe Escorpio haga buenas migas con los que no son de su propio equipo. Su única preocupación será el equipo.

Los plutonianos tienen el don de gentes excepcional y siempre se rodeará de gente leal. Por otro lado, sus enemigos se mantendrán a una distancia segura (segura para ellos, claro).

SAGITARIOSAGITARIO

Un jefe Sagitario puede tenerte un poco en el aire. Resulta complicado dilucidar si es un santo, un pecador o ambas dos. A la hora de trabajar con un Arquero, hay que tener paciencia y tiempo para acostumbrarse a su cordialidad y amistad, pero su sinceridad puede escandalizar a personas algo sensibles.

Suelen ser democráticos, aunque de vez en cuando sus modales tan directos y su brutal franqueza resultan muy difíciles de aceptar. Pero con esta sinceridad no está intentando dañar a nadie deliberadamente, aunque nada le impide señalar los errores.

Cuando un jupiteriano se da cuenta de su ofensa, puede ser la persona más contradictoria a la hora de mostrar su arrepentimiento: se disculpa y se explica profusamente, con lo que suele empeorar las cosas.

Descubrirás que es un crack detectando impostores, clientes con malas intenciones o empleados poco profesionales.

CAPRICORNIOCAPRICORNIO

Para aquellos que trabajan con un jefe Capricornio, habrán podido observar que son personas bondadosas y que proyectan una imagen paternal o maternal, algo severa pero siempre justa. Insiste muchísimo en el cumplimiento del deber.

Es raro que un saturnino levante la voz para dar órdenes, tu tono es más bien áspero, pero tranquilo. Son de modales formales y serios que intimidan a los visitantes, pero quien trabaja para él sabe que tiene un gran corazón.

Aunque sea algo gruñón, también es cordial y tímido. Si se te ocurre hacerle un cumplido, se sonrojará y hará como que no lo ha oído.

Alguna vez puede caer en un negro y melancólica depresión saturnina, se aísla y nadie tiene el valor suficiente para molestarlo. Pero cuando esta fase termina, vuelve a ser el jefe encantador y educado.

ACUARIOACUARIO

El jefe Acuario es el típico que prefiere morirse de hambre antes de aceptar un horario de oficina de nueve a cinco. A la mayoría no les gusta nada tomar decisiones, se sienten incómodos dando órdenes, no tienen ganas de llevar la voz cantante.

Es posible que los uranianos sean algo distraído u olvidadizo, impredecible y en alguna ocasión tímido, pero después se transforma en audaz. Debajo de esa aptitud despegada y distante hay una mente fascinante.

Son muy intuitivos y a veces creerás que van por la vida con una bola de cristal bajo su brazo. A esto hay que añadir su inquietante capacidad para el análisis que le permite sopesar los hechos con ojo clínico.

No son personas impulsivas a la hora de conceder un ascenso, pero tampoco se muestran mezquinos. Con tu jefe Acuario tendrás lo que te merezcas, ni más ni menos, pero es muy generoso y piensa que su empleado ha realizado su trabajo por encima de la media.

PISCISPISCIS

El jefe Piscis no es de los que le espetan la verdad a la cara a nadie, como hacen otros signos solares como Géminis, Sagitario o Escorpio. El Pez prefiere tomar otro camino: le dice a la gente lo que, según su opinión, puede ejercer el mejor efecto posible a la larga, o simplemente les comenta lo que quieren oír. No es por desinterés, desgraciadamente Piscis ha aprendido, por experiencia, que las personas no quieren oír la verdad.

De naturaleza sensible, Piscis viene al mundo a servir a la humanidad, no para acumular riquezas y crear grandes imperios. Es capaz y competente en su trabajo, pero casi nunca ocupa puestos principales.

Si tu jefe es de los pececillos nacidos en marzo, lo más seguro que suelte un gruñido medio velado cuando alguien o algo les irrita.

Como todos los de su signo son actores natos. Si lo que le dices le aburre, su mente divagará. Te interrumpirá de pronto y será el quien tome la batuta de la conversación, y eso puede prolongarse horas… y horas… y horas.

Espero que estas pequeñas pinceladas de cada jefe os haga más llevadera vuestra jornada laborar.

Un abrazo

Álex Rivera

¡Visita nuestras redes sociales!

facebookyoutubeyoutubetwitter

Visto recientemente

Ninguno