Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. aceptar
Supersticiones y leyendas - Álex Rivera | TarotCanal

Supersticiones y leyendas - Álex Rivera | TarotCanal

Hola queridos amigos y amigas de TarotCanal, soy Álex Rivera y hoy quiero contaros algunas supersticiones y leyendas que nos han marcado en el desarrollo de nuestra vida.

¿No te ha pasado que te cruzas de acera para no pasar debajo de una escalera o un andamio por superstición? ¿Nunca compras nada que contenga el número 13? ¿Puedes mirar un espejo roto sin tener pensamientos negativos sobre tu fortuna? Desde tiempos inmemoriales se cuentan leyendas y mitos que nos han llegado hasta nuestros días. Por ello, hoy te cuento tres mitos muy conocidos. ¿Quieres saber cuáles?

Leyendas y mitos a lo largo de la historia

Gatos negros

Su percepción ha cambiado muchísimo hasta nuestros días. ¿Sabías que en el Antiguo Egipto eran considerados animales sagrados? Un gato negro era un ser mágico y se le admiraba. Su importancia era tal que cuando en una familia un gato negro fallecía, se vestían de luto y se momificaba al animal. Asimismo, estaba relacionado con relatos de mitología, concretamente con los de la diosa Bastet.

Llegan a Europa gracias a los romanos. Así fueron pasando los siglos hasta llegar a la Edad Media, donde fueron relacionados con la brujería. Los habitantes de esta época tan mágica pensaban que eran brujas transformadas. La población llegó a tener tanto miedo a los gatos, inducidos por la Iglesia Católica, que los consideraron seres maléficos.

Los gatos fueron condenados por primera vez a comienzos del siglo XIII por el papa Gregorio IX, quien realizó una asociación entre los gatos y el diablo. A partir de ese momento, tanto la religión católica como los ciudadanos comenzaron a exterminarlos mediante torturas y fuego, sobre todo los gatos negros.

En palabras de Abigail Tucker en su investigación sobre la domesticación e historia felina:

«En 1223, el papa Gregorio IX escribió Vox in rama, una bula papal que describe orgías de brujas confraternizando con Lucifer disfrazado de gato negro. Aunque el documento también implicaba a ranas y patos, un prejuicio antifelino barrió Europa y un incontable número de gatos fueron posteriormente cazados y ejecutados bajo sospecha de brujería».

Cuando los felinos fueron desapareciendo, bien porque los mataban o porque huían, comenzó la expansión de la rata negra, especie que porta consigo la pulga que transmitía la Peste Negra hacia los humanos. Esta enfermedad, la pandemia cuyo primer brote surgió un siglo después de la bula papal de Gregorio IX (1346), ejecutó a más de 50 millones de personas en todo el mundo medieval.

Como curiosidades dos datos. En Italia se cree que si un gato negro se sube a la cama de un enfermo, esta persona morirá. Por último, muchos no creen en la superstición y piensan que tendrán buena suerte si se les cruza uno.

El número 13

La superstición de este número proviene de la antigüedad y a día de hoy sigue presente en numerosos países.

El origen de dicha superstición nace de un hecho relacionado con el cristianismo. En la Sagrada Cena eran 12 apóstoles a la mesa y el hombre número 13 era Jesús, quien ya sabes que fue crucificado poco después. De ahí que, por ejemplo, existan hoteles que no tengan planta número 13 ni habitaciones con ese número. Son muchos los casos en que la superstición pudo y es frecuente encontrar referencias al 13 como 12+1, como se refería Ángel Nieto a sus campeonatos mundiales.

Sin embargo, hay muchas personas que son partidarias de los martes 13 porque consideran que les trae suerte. En los sorteros, como la lotería de Navidad, es uno de los números más vendidos.

Espejos rotos

Desde la antigüedad existe la creencia de que un espejo roto equivale a 7 años de mala suerte. Se creía que la imagen reflejada en el espejo era el alma, por lo que al romperse 7 años de mala suerte o significaba la muerte de la persona.

Hoy en día se recomienda pintar uno de los trozos del cristal roto de color negro, ya sea con un rotulador, con tinte de zapatos o bolígrafo. La finalidad es que no se lleve nuestra imagen reflejada. Y es que cuando un espejo se rompe hay que tirarlo inmediatamente para evitar la mala suerte.

Hay un pequeño ritual para protegernos de las envidias. Consiste en poner una foto nuestra de cara al cristal, de forma que se refleje en el espejo. Toda mala energía o envidia que nos tienen se quedará reflejada en la imagen del espejo y a nosotros no nos llegará ni nos hará ningún mal. Se debe dejar así siempre para mantener lejos vibraciones negativas del resto.

Cada persona tiene sus propias supersticiones y creencias sobre lo que atrae la mala suerte. Si necesitas mayor seguridad, existen rituales y amuletos para conseguir la buena fortuna, algo que te hará respirar ante los mitos descritos anteriormente.

Espero y deseo que os haya gustado este artículos sobre curiosidades de superstición y leyendas.

Un abrazo, Álex Rivera.

¡Síguenos en redes sociales!

twitterfacebookyoutubeyoutube

Visto recientemente

Ninguno