Protección universal con amuletos

 

Cuando nos queremos proteger de cualquier fuerza externa o bien de una persona que nos desea el mal, solemos acudir a amuletos de protección. Su fuerza es inexplicable y su poder inigualable, como ya os explicamos en los amuletos de protección más poderosos.

No es algo nuevo ni reciente, ya que es frecuente encontrar amuletos de protección antiguos, y muchos de ellos nos han llegado a nuestro presente. Tenemos amuletos contra la envidia, amuletos amor, amuletos para tener salud… ¿Pero cuánto tiempo duran los amuletos de protección? ¿Su poder es eterno?

 

Amuletos de protección caseros: ¿duración eterna?

Ya sabes la importancia de tener una actitud positiva y buenas energías, de nada vale hacer un amuleto casero o adquirir uno si no creemos en lo que tenemos y en lo que nos va a aportar. Debemos confiar y, además, saber esperar a que el efecto sea visible.

Una vez que has utilizado el amuleto de poder y crees que ya no lo debes llevar o bien no quieres seguir haciéndolo, ¿pierde su poder? Para contestar a dicha pregunta debemos conocer el lugar donde guardas el amuleto: déjalo en un estuche exclusivo.

El amuleto, a no estar en contacto con otros elementos dotados de magia, se descarga. Si siempre lo llevas contigo nunca sucederá y su poder no se verá limitado. Un consejo es que no es recomendable prestárselo a otra persona, aunque sea una persona muy cercana a nosotros.

Si dejamos el amuleto de protección en un mismo sitio olvidado y durante mucho tiempo, estamos contribuyendo a que su energía y fuerza se descargue muy lentamente. La energía se evapora y puede ser que si decidimos usarlo de nuevo no sintamos la misma fortaleza.

Para evitarlo y volver a tener un amuleto eficaz, puedes realizar un proceso energético de alto impacto que ayude a recobrar su potencia mágica.

 

Cómo cargar un amuleto de energía positiva

Es aconsejable que todo ritual para cargar un amuleto se realice con un hechizo en luna llena, ya que es el mejor momento para hacerlo. Un método sencillo para hacerlo es el siguiente:

Para realizar este ritual necesitas muy poco, solamente un vaso o recipiente de agua, sal y un lugar donde sepas que el amuleto no será molestado ni tocado. Es aconsejable que se realice después de un baño, así logramos limpiarnos de todas las vibraciones, y con ropa blanca limpia.

El primer paso es llenar el recipiente de agua hasta que cubra nuestro amuleto o bien hasta la mitad. Después, añade sal gorda. Para cargar un amuleto es importante que el agua le cubra de manera correcta.

Es momento de dejarlo en un lugar donde nadie lo va a tocar. Si es un amuleto que puede recibir al sol déjalo expuesto al mismo; también es aconsejable que pase, como mínimo, dos noches recibiendo la luz de la luna.

Una vez que ha recibido la energía del sol y de la luna, lo idóneo es dejar el amuleto de protección en un sitio oscuro durante al menos 2 días más. Pasado los dos días, puedes coger el amuleto con las manos mojadas por tu colonia o bien pensando en el fin de nuestro objeto mágico.

La duración de un amuleto es eterna, si bien nosotros deseamos que sea así. De igual modo, si por alguna causa el amuleto se rompe, no debes repararlo, sino que lo mejor es enterrarlo en un lugar importante para ti y dar las gracias por su ayuda.

📧 SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Entérate, por adelantado, de nuestras   OFERTAS Y PROMOCIONES

Contacta con nosotros

Teléfono: (+34) 91 252 77 44
Formulario de Contacto
¿Quieres trabajar con nosotros? Trabajar en TAROT CANAL

Ir arriba